MÉXICO — Dos equipos con recorridos diferentes, Atlante y Bravos de Juárez, disputarán la final de la Liga de Ascenso del Torneo Apertura 2015 del futbol mexicano.

Este domingo, los Potros se adjudicaron el boleto a la última fase de la liguilla, gracias a dos partidos bien planteados por el cuerpo técnico ante Lobos BUAP, equipo al que le pegó la ‘maldición del superlíder’.

El conjunto poblano terminó el torneo regular como el mejor, con 29 puntos; por su posición de lujo eludió los cuartos de final y entró directamente a semifinales y de aquí no pasó; Atlante, de 99 años, se cruzó en su camino y fue lo peor que les pudo haber sucedido, ya que los azulgrana están hambrientos de triunfos y deseosos de regresar a la Primera División, categoría en la que dos veces fueron campeones.

En la ida, los pupilos de Eduardo Fentanes se impusieron 1-0, resultado que fue un gran respaldo para la vuelta, ya que perdían desde los primeros minutos; pero le dieron la vuelta al marcador y durante un buen tiempo tuvieron 1-2 abajo a Lobos. Los poblanos se repusieron y finalmente ganaron 3-2, aunque con los dos goles recibidos cavaron su tumba.

En los Cuartos de Final, Atlante dio cuenta de Alebrijes de Oaxaca; en la ida perdió 2-0 y en la vuelta goleó 4-1 y ahora está en la final en busca de allanar el camino hacia su regreso a la máxima categoría.

El segundo finalista, Juárez, tiene menos de un año de vida. Apareció en la Liga de Ascenso, gracias a la extensión de equipos que fue aprobada. La franquicia pertenece a Alejandra de la Vega, aquella mujer cuya familia en los 90 también tuvo un equipo: Cobras de Ciudad Juárez, el cual jugó algunas temporadas en la Primera División.