Distrito Federal— La Suprema Corte de Justicia de la Nación desechó una solicitud del empresario Jorge Vergara para atraer el punto crucial de la disputa con su esposa Angélica Fuentes por el control de Grupo Omnilife.

La Primera Sala de la Corte notificó este martes que ninguno de los ministros ofreció hacer suya la petición de Vergara para atraer y resolver un recurso con el que Fuentes busca reactivar la orden judicial dictada el 21 de mayo para reinstalarla como directora de Omnilife.

Dicha orden, del juez Décimo de lo Mercantil en Zapopan, fue suspendida el 11 de agosto por el juez Tercero de Distrito en Materia Civil en Jalisco, quien pidió a Vergara una garantía de 60 millones de pesos para frenar temporalmente la reinstalación de su aún esposa mientras se tramita el juicio de amparo.

El recurso de Fuentes contra esta suspensión fue enviado al Quinto Tribunal Colegiado en Materia Civil del Tercer Circuito, pero a finales de agosto, abogados de Vergara pidieron la atracción a la Corte.

Aunque el empresario no estaba legitimado legalmente para formular esta solicitud, el presidente de la Corte no la desechó, sino que la turnó a la Primera Sala por si algún ministro estaba interesado en hacerla suya.

La Sala tardó tres meses en tramitar el caso, pero una vez que se puso a consideración de los ministros en sesión privada del 18 de noviembre, ninguno se manifestó interesado, por lo que el recurso será resuelto por el tribunal colegiado.

La intervención de la Corte requería un tema jurídico relevante, pues el escándalo mediático generado por el caso, no justifica el uso de la facultad de atracción.

La orden que Vergara busca mantener suspendida -y eventualmente anulada-, fue dictada por el juez Mario Zúñiga León, quien el 21 de mayo dejó sin efectos las medidas cautelares que él mismo dictó el 27 de marzo para expulsar a Fuentes de su cargo en Omnilife.

“La parte demandada Angélica Fuentes Téllez queda restablecida en los cargos y emolumentos que tenía antes de la aplicación de las medidas”, dice la resolución en disputa.

“Se ordena a la parte actora (Vergara) para que restituya a la parte demandada (Fuentes) en el término de tres días lo que recibió en depósito, y rinda cuentas de su administración con las obligaciones de un interventor, durante el periodo que surtieron efectos las medidas provisionales”, agrega.

Zúñiga también ordenó “poner en posesión” de Fuentes dos corporativos de Omnilife en Zapopan.

“Se autoriza hacer uso de la fuerza pública, romper cerraduras y arresto en caso de oposición”, señaló el juez, quien giró oficios a la Fiscalía General de Jalisco y policías locales para garantizar la seguridad del personal que intervenga en las diligencias.

Para obtener el levantamiento de las medidas cautelares, Fuentes había pagado una contragarantía de 6 millones de pesos.