Arlington, Texas.- Brett Maher convirtió un gol de campo de 50 yardas justo cuando se agotaba el tiempo, y los Vaqueros de Dallas vencieron ayer sorpresivamente 20-17 a los Bengalíes de Cincinnati, pese a dilapidar la ventaja de dos anotaciones con que se fueron al medio tiempo.

Joe Burrow guio a los Bengalíes para empatar 17-17, al encabezar una serie ofensiva de 19 jugadas y 83 yardas en el cuarto período. Lanzó un pase de cinco yardas para que Tee Higgins anotara, y conectó otro envío con Tyler Boyd, para una conversión de dos puntos.

Luego que los Vaqueros frenaron a los Bengalíes con aproximadamente un minuto por disputarse, Cooper Rush acercó a Dallas para que Maher convirtiera el gol de campo.

Rush logró así su segundo triunfo en dos partidos de inicio en su carrera con los Vaqueros, como sustituto del lesionado Dak Prescott.

En el ataque decisivo fue clave un pase de 12 yardas por parte de Rush a Noah Brown, quien logró el primer touchdown de su carrera en la serie inicial. Otro envío de 10 yardas a CeeDee Lamb puso a los Vaqueros (1-1) en posición adecuada para que Mahler realizara su intento.

Los Bengalíes (0-2), campeones defensores de la AFC, borraron el mismo déficit de 17-3 en el primer partido contra Pittsburgh, sólo para perder dos oportunidades de ganar con un gol de campo en los últimos segundos del tiempo reglamentario.