Luego de que Pumas de la UNAM fracasó en el Torneo Apertura 2022 de la Liga MX al llegar a la fecha 17 sin opciones al menos de repechaje, el técnico argentino Andrés Lillini no descartó que el partido frente a FC Juárez sea el último al frente de los universitarios.

“Descartar nada, porque es una situación de la directiva, no nos reunimos estamos viendo el análisis del año, el semestre por supuesto, entonces también tengo que ser consciente de qué el resultado siempre golpea, no calificar golpea mucho a toda la institución en todos lados”, dijo.

En declaraciones a su salida de las instalaciones de La Cantera mencionó que luego de este semestre para el olvido “”tiene que haber un responsable y es el entrenador, y en este caso soy yo”.

“Tendría que haberle dado un campeonato, estuvimos cerca, estuvimos lejos como ahora, entonces son ambigüedades que fuimos corriendo, pero al final feliz porque para lo que es mi cartera deportiva que un club como Pumas me pueda dar 106 partidos, voy a estar agradecido siempre al presidente y a la directiva”, sentenció.

El cuadro capitalino ocupa el sitio 16 de la Tabla General con solo 14 unidades y ya sin opciones de colarse a la fase de reclasificación, a la que solo entran los equipos que ocupan los lugares del 5 al 12.

Los “auriazules” cerrarán su participación en el Apertura 2022 el viernes cuando visiten el estadio Olímpico Benito Juárez para medir fuerzas con los “Bravos” de Juárez.