“El equipo supo sufrir”, así concluyó Hernán Cristante su reflexión sobre el partido de Bravos luego de que los suyos le sacaran la victoria a los Tuzos del Pachuca para meterse de lleno al repechaje.

“Sabíamos de la importancia que tenía para nosotros, era la última llamada como dijeron algunos. Era un partido que teníamos que atacar y defender muy bien, creo que el equipo así lo hizo, se plantó por momentos de igual a igual a un equipo que se antojaba superior […] No hubo nada extra que motivara al equipo, el equipo lo hizo de la misma forma que lo ha venido haciendo. El equipo supo sufrir, esa es la realidad”, expresó.

Esto luego de que sus comandados echaran mano de la defensa colectiva para “estacionarse” en su propia área para detener todo intento de gol por parte de la escuadra visitante.

No obstante, luego del primer gol, la escuadra fronteriza flaqueó y dejó entrar el tanto de la igual escasos cinco minutos después de abrir la lata, ante esto, el entrenador argentino señaló que sus comandados tiene que “mantener el orden y la calma” y no meterse en el juego del rival para no darle fuerza en la cancha.