Cincinnati– Los Delfines de Miami superaron a los Bills de Buffalo el fin de semana para comenzar una temporada con foja de 3-0 por primera vez desde 2018.

El arranque de los Bengalíes de Cincinnati también ha sido sorpresivo, aunque de diferente manera. Los campeones defensores de la Conferencia Americana perdieron sus primeros dos partidos antes de redescubrir la química de 2021 para vencer a los Jets de Nueva York 27-12 el domingo.

Los Delfines sobrevivieron a un espectacular duelo la semana pasada, con una victoria 21-19 sobre los Bills gracias a un mal manejo del reloj de Buffalo al final. Los Bills se quedaron sin tiempo, perdiendo por dos puntos y tratando de ponerse en posición de intentar un gol de campo que les hubiera dado el triunfo.

Los Delfines y Bengalíes no tuvieron mucho tiempo para ponderar la naturaleza de sus victorias importantes, ya que tuvieron que ponerse de lleno a trabajar en los preparativos de su enfrentamiento de jueves por la noche en Cincinnati.

La semana corta no llegó en buen momento para el quarterback de Miami, Tua Tagovailoa, quien tiene adolorida la espalda y el tobillo. Las dolencias lo han limitado en los entrenamientos.

También recibió un fuerte golpe que lo dejó un poco mareado.

Tagovailoa aparece como cuestionable en el reporte de lesiones de Miami para este jueves. En caso de que no pueda participar, su sitio será para el suplente Teddy Bridgewater.

“He recibido tratamiento y he hecho todo lo posible para acercarme al 100 por ciento o lo más posible”, dijo el martes Tagovailoa.

El jugador de 24 años, astro egresado de Alabama, se ha visto fino en su puntería, completando 71 por ciento de sus pases y lanzando ocho touchdowns en tres partidos.

Ello representa la mitad del total que consiguió en 13 partidos la temporada pasada. Sus 925 yardas por pase lo colocan en la segunda posición de la NFL en la temporada, sólo detrás de Josh Allen, de los Bills.